NO rotundo a la ‘Moda Low Cost’

Hace tiempo que decidí no alimentar el monstruo que se enriquece a costa de la vida de los demás (llámese Inditex, el Corte Inglés o comoquieraquesea), y hoy os voy a contar por qué.

La principal razón es la que muchos ya sabéis: La explotación. Me niego a pagar por algo que sé que ha fabricado una persona en condiciones infrahumanas, me da igual que haya sido en Madrid que en Pekin que en Bangladesh. No puedo sentirme bien sabiendo que esa camiseta que solo me ha costado 5€ (o 3 o 2) está ahí porque alguien está cobrando una miseria por hacerla, trabajando 16 horas al día en una fábrica que no cumple las mínimas condiciones higiénicas, que puede derrumbarse en cualquier momento matando a cientos de personas, y que, a los que me venden a mí la camiseta, les importa una mierda.

Fotografía: Clean Clothes Campaign
Fotografía: Clean Clothes Campaign

 

Y por supuesto de respetar el medio ambiente ni hablamos. ¿Creeis que alguien que es incapaz de respetar la vida de las personas va a respetar el medio ambiente? Nah. Desgraciadamente, la industria textil o de la moda es una de las más contaminantes del mundo. En este post del blog de Opcion Bio nos lo explican muy bien.

Pero hay más razones: Además de los bajos salarios a los empleados (¡y no sólo los de las fábricas!, preguntad a cualquier empleada de tienda en España cuanto cobra y por qué condiciones), algo que también permite los bajos precios en las marcas que todos conocemos es el ahorro en materiales, dando como resultado unas prendas de baja calidad. Sí, sabéis perfectamente de lo que hablo: colores que se destiñen, costuras que se abren o se retuercen, bolitas que aparecen tras el primer lavado, prendas que encogen por partes, etc etc.

El verdadero Low Cost aplicado a la moda es:

– Comprar en tiendas de segunda mano, donde además de ahorrar, estamos colaborando con alguna asociación/ONG que invertirá sus ganancias en proyectos que ayudarán a mejorar un poco el planeta.

– Comprar a marcas que garanticen unas condiciones de trabajo justas. ¡Ojo! Aquí quiero hacer una aclaración: No todo lo Made in China/Bangladesh/Morocco está fabricado en condiciones injustas, ni todo lo Made in Spain/EEUU/cualquier-país-occidental está fabricado en condiciones justas. Esta es una clasificación difícil de hacer, lo se. La fundación Fair Wear nos ofrece información de algunas marcas (no todas) que ofrecen buenas condiciones a sus trabajadores all around the world, y las prendas que llevan su etiqueta nos garantizan que son explotation-free (libres de explotación). Por su parte, la campaña Ropa Limpia nos ofrece información de muchas empresas muy conocidas, tanto para bien como para mal.

– Comprar a pequeñas marcas y haceros ropa a medida. En general se garantizan unas condiciones de trabajo como mínimo aceptables, y son más mucho más respetuosas con el medio ambiente: no generan apenas residuos y al fabricar localmente, la contaminación debido a los transportes es mínima. Además tendrás prendas únicas, de calidad y duraderas.

 Y si a todo esto podemos añadir tejidos orgánicos y ecológicos, el éxito está asegurado. Además de evitar alimentar al monstruo y contaminar muchísimo menos, os puedo asegurar que el ahorro es considerable cuando se paga un poco más por prendas que duran para toda la vida.

Decid NO a la ‘Moda Low Cost’. Decid no a llenar vuestro armario de sufrimiento.


Related Posts

One thought on “NO rotundo a la ‘Moda Low Cost’

  1. Angeles
    junio 5, 2016 at 8:38 pm

    Muy claro y muy cierto. Y así fue como encontré tu marca. Felicidades por la ropa y la web, me encanta! Seguid así!

Comments are closed.